Vinos amigos del bolsillo en la semana del amigo. #AWBDescorcha.

Otra movida conjunta de los Argentina Wine Bloggers. #AWBDescorcha, en éste caso Amigos del Bolsillo, o vinos de góndola, gondoleros o, como me gusta llamarlos a mi, Vinos de Súper.
La idea es recomendar vinos que no superen los 150 pesos promedio la botella, que se encuentren en cualquier comercio vecino y que sean de los llamados "vinos populares".
En la semana del amigo, recomendamos vinos amigos del bolsillo. Otro servicio a la comunidad de Argentina Wine Bloggers!


Me comentó alguien que sabe bastante, que quizás sea más fácil hacer un vino de alta gama de pequeñas producciones que uno masivo y correcto. La idea de producir millones de litros de vino que mantengan la calidad media y se deje tomar por la masa de consumidores es enorme. Hay bodegas que lo logran con mucha solvencia. Hay otras que no tanto. Por eso es para aplaudir de pie cada vez que aparece un vino que está bien a un precio razonable y deje contentos a los bebedores.
Hoy me gustaría encarar ésta nota dando cuatro "puntas" de vinos o etiquetas que creo pueden funcionar muy bien y dejar tranquilo al exhausto bolsillo argentino de éstos días. Destacar a aquellas bodegas que lograron hacer a mi entender vinos masivos de buena calidad y con un precio acorde.
Y recordar que el mejor vino siempre es el que te gusta. Si el vino está bien para el consumidor y le cierra su precio, adelante nomás. Nosotros escribimos y filosofamos sobre vinos, pero no podemos ponernos en juzgadores de lo que consume la gente.
Así que éstos son los vinos que se me ocurre sugerir dentro del rango que hemos marcado para la movida:

1- En el primer destacado quiero nombrar a un monumento de la vitivinicultura argentina. Un vino histórico que a pesar del paso de los años y las modas sigue manteniendo una calidad buenísima en relación al precio que porta. Si usted quiere saber de qué se trata un Torrontés y sólo puede pagar los módicos 70 pesos que cuesta su elegante botella alsaciana marrón, no dude en tomarse un Etchart Privado Torrontés y tendrá satisfacción garantizada. Un vino blanco de entrada un poco dulzona, acidez fresca y cítrica y el tradicional final amargo de la cepa. Aromático a frutas blancas como duraznos blancos y jazmines y con la tomabilidad asegurada.



2- Me gustaria destacar la línea Portillo de Bodegas Salentein. De una relación entre la calidad y el precio muy buena. Andan por los alrededores de los 100 pesos la botella. No fallan a la hora de agarrar uno de la góndola. Vinos jóvenes, frescos, bien logrados, muy bebibes y sin aristas desagradables.
De entre todos a mi me gusta el Sauvignon Blanc. Lo descubrí escribiendo la nota sobre la cepa y me encantó. Para los atardeceres calurosos, para acompañar pescados o ensaladas, o porque simplemente le gusta tomar un rico vino blanco de vez en cuando, el Portillo Sauvignon Blanc es una fija. Un vino jóven, fresco. De aromas frutales muy bien puestos a maracuyá y pomelo dulce, con una acidez bastante profunda pero con un dulzor y una amabilidad que lo hacen muy disfrutable.
Además, la línea también tiene un muy frutado y fresco Portillo Malbec y un carnoso y también fresco Portillo Cabernet Sauvignon. Si ven en la góndola éstas etiquetas, éntrenles tranquilos que no les van a fallar.


3- Dream Team Cafayateño.
Una regla que suelo sugerir a los cercanos, que tiene mucho de prejuicio, pero basada en ciertos datos de la realidad es "si es barato que sea salteño". Parte de la idea de que el vino salteño suele arrancar más abajo en los precios en relación al mendocino, haciendo mucho más beneficiosa su relación con la calidad.
Por las características propias del terruño, suelen tratarse de vinos muy expresivos y con cuerpo desde lo más bajo de la gama. Bodegas como Quara, Etchart, Amalaya y El Esteco tienen cada uno su etiqueta para sumar a éste dream cafayateño que me permito formar.
Todos andan por los alrededores de entre los 100 y los 130 pesos.
En defensa pongo al Cafayate Syrah de Bodegas Etchart. Es un vino polentoso, jugoso, tomable. Con aromas bien intensos a mermelada de higo y un pasar por boca intenso y fresco, pero a la vez con taninos bien redondeados. No es exactamente fiel a la tipicidad, pero está muy bien y puede sorprender a más de uno.
En el medio el recio y ágil Quara Tannat de Bodega Finca Quara, un vino hecho con la única cepa capicúa, que ha encontrado su lugar en Salta y viene dando muy buenos resultados. Este es un vino recio, con aromas a membrillos y pasar estructurado y con una acidez marcada por boca. Ideal para bancar la parada de un buen asado.
Compartiendo el mediocampo pongo al entrador y polifuncional Elementos Malbec de Bodega El Esteco. Un Malbec salteño diferente a los mendocinos. Con mayor concentración. Aromas a pimientos asados mezclados con fruta roja bien fresca y un paladar bueno y bastante redondo. Este vino va a estar ahí con su cara conocida y su buena prestación a la hora de acomodarse a cada mesa.
Finalmente para meter goles y florearse ante los amigos por ser un vino económico y muy rendidor, ponemos en la delantera al Territorio Cabernet Sauvignon de Bodegas Amalaya. Un cabernet salteño fortachón, fresco, aromático a pimientos y pimienta y cumplidor. Especial para llevar una caja al asado y que queden todos contentos con el muy buen vino que consiguieron a tan bajo precio.




4- Y para terminar con éste pequeño glosario de vinos populares, me gustaría destacar la línea Varietal de Bodegas López.
Suponga que va a comer a una parrilla o restaurante. Yo me imagino en la querida "Bella Napole" de Rosario. Y allí abre la carta y se dirige directamente a la sección vinos. Elija tranquilo que nunca le fallará un López Malbec que se consigue a no más de 85 pesos en el super y a un módico precio también en la carta según el restaurant de que se trate.
Vino hecho al estilo López de crianza en grandes toneles. De un color más bien granate, con aromas a oxidación y frutos rojos y una boca agradable y bebible. Nunca falla un Lopecito a la hora del almuerzo o la cena y seguro no va a engrosar demasiado la cuenta cuando pida la adición.
De esta línea también me gusta mucho el López Blanco, producido con uvas semillón y al que le suelo entrar en botella de un tercio cuando vamos con la familia al Restaurant Pericich en la vecina localidad de Funes. Suelo pagar no más de 80 pesos en restaurant por dos copas de un vino blanco untuoso, frutado, medio dulzón y gastronómico en presentación que evita los excesos.


Y ya que estamos con López, no puedo dejar pasar la oportunidad de nombrar al que quizás sea el mejor Jerez producido en la Argentina y que aparte tiene una calidad fantástica. Si lo ve por ahí, no dude en comprar una botella del Federico Lopez Jerez que es un muy buen exponente del vino hecho al estilo español y a un precio de 117 pesos!. Mi amiga Penélope Glamour (alias Marcela Martinez) suele nombrarlo y puntualiza la nota a manzana verde que deja en la boca y no se equivoca.






Termino éstas líneas agradeciendo al Apolo XI por su proeza cuya mayor consecuencia es que tengamos todos los años una buenísima excusa para encontrarnos con los amigos y festejar nuestra amistad. Salud a todos y espero que les haya sido de utilidad mis palabras.

Comentarios